Logo UNAD
Unad
Sistema de Gestión de la Investigación - Una Visión con Acción

Entrevista con el Dr. Williams Jiménez García

Los diferentes tipos de violencias como los casos de feminicidio, atraco, trata de personas y organizaciones delincuenciales, son problemáticas sociales de gran complejidad que llaman la atención del profesor e investigador Dr. Williams Jiménez García; asuntos que viene estudiando desde el pregrado en Administración Ambiental como semillerista de investigación.

El profesor Williams Jiménez García es Administrador Ambiental de la Universidad Tecnológica de Pereira, Magister en Hábitat con tesis laureada y Doctor en Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad Nacional de Colombia. Es cofundador e investigador de la Red de Conocimiento e Investigación en Violencias y Criminalidad, también hace parte del Observatorio de Cienciometría y el Laboratorio de Convivencias y Seguridad Ciudadana de la UNAD.

La necesidad de visibilizar estos fenómenos motivó al Dr. Williams Jiménez a establecer alianzas entre docentes e investigadores de diversas universidades, especialmente en aquellas que se encuentran en ciudades intermedias, para organizar la Red de Conocimiento e Investigación en Violencias y Criminalidad. Este nicho de investigación y comunicación para el debate, como él lo llama, vincula profesionales de diferentes disciplinas como también estudiantes semilleristas y ha permitido la realización de varias investigaciones y publicaciones de gran interés para instituciones públicas y privadas.

En esta oportunidad el Dr. Williams Jiménez concede una entrevista a Dahianna Beltrán, estudiante de Comunicación Social y practicante en el componente de comunicación del Sistema de Gestión de Investigación – SIGI.

Dahianna: ¿Cómo inicia su interés por investigar sobre problemáticas entorno a la violencia y criminalidad?

Dr. Williams: Yo no lo busqué, se develó ante mí. El interés por investigar todo lo concerniente a violencia y criminalidad surge cuando hice parte del Semillero de Investigación durante la culminación de mis estudios en pregrado. El semillero participó de una convocatoria donde estudiamos la producción agrícola desde los patrones culturales y particularmente los elementos que mueven al campesino para destinar una parte de su finca a la conservación e implementación de procesos agrícolas sostenibles a partir de las creencias populares sobre mitos y leyendas en los departamentos del Valle del Cauca, Risaralda y el Quindío.

Durante la realización de este estudio identificamos otro fenómeno social importante, y era que los jóvenes abandonaban la labor agrícola en las fincas por irse a trabajar como mulas con organizaciones al margen de la ley. Este tema atrajo tanto mi atención y con la guía del catedrático Guillermo Aníbal Garner, abogado y un referente en investigación de criminalística quien hizo parte por 20 años del observatorio de derechos humano en la Universidad Tecnológica de Pereira, comencé a investigar sobre sus orígenes y desarrollo.

Posteriormente, mientras cursaba la maestría en Hábitat y motivado por conocer más sobre la relación entre vulnerabilidad y riesgo, decido investigar sobre la quebrada ubicada en la comuna donde mi familia y yo crecimos en Risaralda, esta quebrada continuamente se desbordaba generando daños a su paso. Lo más curioso de esta investigación es que me llevo a comprender que más allá de la tragedia y el perjuicio económico que el desbordamiento podía causar, a estas familias les angustiaba más que su hijo se encaminará en la delincuencia o el narcotráfico o que su hija se dejará llevar en el mundo de la prostitución.

Con el apoyo de docentes de alto renombre en diferentes campos decido sumergirme en solitario a investigar sobre toda la configuración delincuencial del narcotráfico y la delincuencia en este territorio, buscando explicar el comportamiento criminal que empujaba a un individuo a cometer un delito con pleno conocimiento de su decisión y consecuencias.

Dahianna: ¿Cómo surge la Red de Conocimiento en Investigación en Violencias y Criminalidad?

Dr. Williams: Desde los círculos de ciencia, se ha abordado diversas formas de violencia y criminalidad, pero tomando como objeto de estudio las ciudades principales: Bogotá, Medellín y Cali por el impacto que estas estructuras delincuenciales organizadas tuvieron en su historia, dejando de lado las ciudades intermedias como es el caso de Pereira, Armenia, Villavicencio donde también se han configurado esquemas delincuenciales, invisibilizando el daño que estos fenómenos han causado en sus habitantes, siendo escenarios del cultivo, fabricación y distribución la cocaína que circula a nivel nacional e internacional.

A partir de esta necesidad, surge la idea de estructurar una red que permita articular alianzas entre docentes e investigadores de diversas universidades, especialmente de aquellas que se encuentran en estos escenarios intermedios, buscando visibilizar estos fenómenos mediante estrategias de comunicación con una mirada territorial, por medio de la configuración de nichos de investigación y comunicación, forjando espacios comunicacionales de debate, encuentros que dieran como resultado el estudio a profundidad de la configuración de estás problemáticas.

Dahianna: ¿Quiénes conforman la red a nivel nacional e internacional?

Dr. Williams: La red ha crecido de forma increíble, afortunadamente hemos contado con el interés y apoyo de instituciones universitarias en todo el territorio nacional, como es el caso de La Universidad de Villavicencio, Universidad Minuto de Dios en diferentes seccionales, Universidad del Norte de Santander en alianza con la Universidad Central de Venezuela, toda una institución en criminología cabe destacar, Universidad Tecnológica de Pereira, Universidad Católica de Pereira, Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales, Universidad Pontificia Bolivariana seccional Montería, entre otras. El primer encuentro se llevó a cabo en Pereira, ya que fue esta ciudad donde emergió la red, asistieron más de 12 universidades y como resultado se publica el primer libro. Posteriormente, surgen otras publicaciones académicas publicadas por investigadores que conforman la red.

Dahianna: ¿Cuáles son las problemáticas en las que se centra la labor investigativa de la red?

Dr. Williams: Principalmente, el narcotráfico, la delincuencia, el conflicto armado, el feminicidio, el atraco, la trata de personas entre otras violencias que son ignoradas por los círculos científicos en ciertos entornos donde se ha delimitado el enfoque investigativo a ciertos temas en particular, son nuestro objeto de estudio.

Dahianna: ¿Cómo se financia la labor investigativa y quienes son los principales aliados de la red?

Dr. Williams: El Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación es un benefactor fundamental para la realización de proyectos de investigación en Colombia, no obstante, los recursos aportados son muy pocos en comparación con la complejidad del trámite administrativo, desgastando al equipo humano que hace parte del grupo investigativo. Es por ello, que hemos buscado salirnos del esquema de este ministerio y apoyarnos en otros aliados o mecanismos alternativos de financiación como es el caso de la asesoría o consultoría que se ha brindado a organismos estatales como lo son La Policía y las FFMM. En el sector privado, por medio de las empresas de seguridad privada, en el desarrollo de tecnologías que permiten identificar personas buscadas por la ley o mediante asesoría en la construcción, administración y equipamiento de cárceles. Finalmente están las becas, pero acceder a ellas depende mucho más del éxito en el proceso de aplicación y entrega de documentación que del conocimiento, experiencia y aportes a la construcción de conocimiento que el proyecto pueda brindar en sí.

Dahianna: ¿Cómo contribuye la investigación sobre violencia y criminalidad en la gestión y transformación de la realidad, más propiamente en los municipios o escenarios que son objeto de estudio de la red?

Dr. Williams: Lo planteo desde una perspectiva territorial, entre más grande la ciudad, más cantidad de conocimiento acumula, por consiguiente, el conocimiento moviliza otros capitales. Sin embargo, las ciudades intermedias no acumulan este capital a pesar de requerirlo. Este es el caso del departamento del Valle del Cauca que en la actualidad los grupos de investigación están concentrados en investigar las problemáticas propias de la ciudad de Cali. Mientras que en municipios como Zarzal, Tuluá, Los Farallones y Buenaventura están presentando una problemática particular de soberanía alimentaria que la gobernación del departamento atiende con soluciones similares a todos estos municipios, desconociendo las particularidades culturales, sociales y económicas y las necesidades propias de cada comunidad.

Otro caso se da en el municipio de Francisco Pizarro, ubicado en el departamento de Nariño, donde el alcalde no cuenta con un asesor cualificado a quién le pueda consultar sobre decisiones de impacto para el municipio, pero esto no quiere decir que el alcalde no requiera de un asesor dado el tamaño del municipio en comparación con una ciudad como Bogotá.

También se da el caso de otros territorios donde el conocimiento no llega por la ausencia de estudios, ya que no son estratégicos para el objeto de investigación, son parte de la Colombia profunda, son muy alejados de las ciudades principales, son no lugares o simplemente se concentran otros intereses. Este es el caso de la ciudad de San Andrés, en donde la academia se ha focalizado en estudiar el turismo, el manejo de residuos y la administración de recursos naturales limitados. Además, los estudios están delimitados por temáticas definidas por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, el gobierno nacional y los investigadores, que han dejado de lado problemáticas de alto impacto para la ciudad como es el caso de la trata de blancas. Nosotros buscamos cubrir esos nichos desde la investigación para brindar a los tomadores de decisiones conocimiento contundente que les permita establecer soluciones que ayuden a sus comunidades.

Dahianna: ¿Cuál ha sido el papel de la UNAD en el fortalecimiento de la red?

Dr. Williams: La universidad me ha apoyado casi que desde el mismo momento que me vinculé como docente, con la guía de colegas y profesionales que hacen parte del equipo humano de la universidad en el diligenciamiento de formatos e institucionalización del PIE, no han censurado mi labor ni la de la red, por el contrario, han realizado un acompañamiento en la ejecución del proyecto, fortaleciendo la red de forma positiva. Lideraron el seminario virtual que se llevó a cabo durante el 2020, de forma impecable. Este seminario contó con la participación de profesores e investigadores de universidades a nivel nacional e internacional, catedráticos provenientes de Argentina, Chile, España y México realizaron sus ponencias, de igual forma se realizó una convocatoria abierta de amigos donde se vincularon nuevas universidades en nuestro país a la red, Como resultado de ese encuentro, la universidad está produciendo el libro que reúne los aportes investigativos de la red y actualmente hay cuatro libros más en fase de elaboración en distintas universidades con profesores integrantes de la red.

Dahianna: ¿Dentro de estos procesos investigativos hay estudiantes o practicantes de la UNAD participando en ellos? ¿Quiénes son?

Dr. Williams:. Cada universidad establece unas dinámicas diversas frente a los procesos académicos y de investigación, para el caso de la UNAD el esquema es completamente virtual, por lo que hace la labor investigativa más difícil, debido a la falta de contacto humano en la producción investigativa. Sin embargo, la UNAD ha logrado encontrar una ruta para que los estudiantes puedan desarrollar las investigaciones, promoviendo espacios de participación y convergencia. Un investigador requiere de un equipo humano que le ayude a posicionar su trabajo, esto solo se realiza mediante la construcción y trasmisión del conocimiento, los estudiantes no son solo meros hacedores, son parte fundamental en el proceso de reproducción del conocimiento y en la red encuentran un espacio donde pueden desarrollar sus investigaciones, de la mano de los profesores que la conforman, fortaleciendo las habilidades investigativas y fortaleciendo los saberes por medio de las alianzas ya establecidas con las que cuenta la red.

Dahianna: Para finalizar ¿Cuál es su consejo frente a los estudiantes que durante su trayectoria académica se sienten atraídos por el componente investigativo, pero por diferentes circunstancias no se atreven a iniciarlo?

Dr. Williams: Las dificultades son oportunidades, van de la mano sin lugar a duda, la virtualidad que implementa la UNAD ha roto esquemas convencionales de hacer investigación, favoreciendo la labor investigativa desde otros escenarios. Se tiene una idea errónea de que la investigación es para aquellos que usan bata blanca y están con un microscopio para todos lados, eruditos y científicos, y no es así, el principal ingrediente de la investigación es el interés por ahondar en un tema con gusto y determinación, al punto de dedicar recursos valiosos como el tiempo y el dinero para llegar a una respuesta que brinde una solución al problema planteado.

El principal motor del investigador es la curiosidad y cualquier dificultad que surja durante el desarrollo de la investigación debe ser tomado como una oportunidad de buscar nuevas formas de llegar a más respuestas. Pongo como ejemplo el caso de tres jóvenes que se graduaron recientemente de la UNAD, cada uno hacía parte de una sede diferente de la universidad pero que desde sus municipios se unieron para llevar a cabo una investigación sobre el fenómeno del conflicto en asociaciones que promueven la paz en Neiva, Rionegro y La Dorada con el acompañamiento de tutores que también se encontraban en diferentes lugares. Si todo parte de un interés genuino por llevar a cabo una investigación con todo lo que eso implique, el investigador ira supliendo sus propias necesidades a medida que va avanzando dada su convicción e interés por alimentar la curiosidad.

De esta manera el profesor Dr. Williams Jiménez García ha compartido su labor y aportes como investigador, aproximándonos a estas problemáticas tan sensibles y de gran importancia en nuestro país y que desde la academia se vienen estudiando de forma consistente por medio de la Red de Conocimiento e Investigación en Violencias y Criminalidad.

Ver todas las noticias

Universidad Nacional Abierta y a Distancia UNAD de Colombia

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional - SNIES 2102
En Bogotá D.C. (Colombia) Tel: (+57)(1)375 9500  Línea gratuita nacional: 01 8000 115223
Atención al usuario
Buzón de notificaciones judiciales
anticorrupcion@unad.edu.co

© Copyright UNAD 2021